Ing. Miguel Garín: El reto de la multi-modalidad

En el comercio exterior y la logística, la búsqueda constante de eficiencia y competitividad ha llevado a la exploración de diversas tendencias y enfoques. En este contexto, la multi-modalidad emerge como un concepto fundamental que no solo impulsa la eficiencia operativa, sino que también contribuye al crecimiento económico y al desarrollo sostenible.

Recientemente, en el evento U-HUB País Logístico 2023, el ingeniero Miguel Garín, director de Desarrollo de Negocio Internacional de Fundación Valencia Port, compartió su visión y experiencias sobre la multi-modalidad. Su ponencia no solo proporcionó una perspectiva práctica, sino que también arrojó luz sobre la importancia de esta estrategia en el ámbito del comercio exterior.

El fundamento de la multi-modalidad: Más allá de las palabras complicadas

Garín comenzó destacando la complejidad inherente al término “multi-modalidad”. No solo es una palabra difícil de pronunciar, sino que también es una de esas palabras “benditas” en el sector logístico. La audiencia fue llevada a reflexionar sobre la diferencia entre modalidad e intermodalidad, subrayando la necesidad de una comprensión clara antes de abordar el tema.

La multi-modalidad, según Garín, no es simplemente una palabra de moda en las conferencias logísticas. Se remonta a 1980, cuando surgió para describir contratos de transporte que involucraban más de un medio de transporte. Desde entonces, ha evolucionado, pero su esencia radica en la idea de utilizar varios modos de transporte para mover mercancías de manera eficiente y sostenible.

Garín explicó que en aquellos años empezaron a aparecer distintos medios y había un tema legal. “Es un tema que nace, no desde el punto de vista de la ingeniería, sino que nace desde el punto de vista de la legalidad.

Luego la Unión Europea lo define como el movimiento de mercancías en una misma unidad o vehículo, usando dos o más modos de transporte, sin manipular las mercancías y los intercambios de moda.

Por tanto, la principal diferencia entre modalidad e intermodalidad es que casi no hay diferencia en el tráfico de contenedores. No existe la intermodalidad si la modalidad tiene otro tipo de tráfico, si se cambia el recipiente, el contenido o se manipula la mercancía. “Con lo cual esta primera reflexión mía es que, en la mayoría de los casos, cuando hablen de intermodalidad o cuando hablen de multimodal, prácticamente es lo mismo”, advirtió.

Una parte crucial de la ponencia fue la distinción entre eficiencia y eficacia en el contexto de la multi-modalidad. Garín desafió a la audiencia con la pregunta: “¿Cuánto es dos más dos?”. Su respuesta reveló la esencia de la multi-modalidad: no se trata solo de eficiencia, sino de optimizar costos y procesos para alcanzar la verdadera eficacia.

La multi-modalidad, según Garín, no es simplemente un medio para mover mercancías; es una estrategia que impulsa la competitividad. Señaló que la verdadera multi-modalidad ocurre cuando dos más dos no es cuatro, sino tres en costos y cinco en eficacia. La clave es hacer que cada dólar invertido en multi-modalidad se devuelva por duplicado.

Viabilidad económica y competitividad

La viabilidad económica de la multi-modalidad fue otro punto crucial abordado en la ponencia. Garín presentó ejemplos concretos de Valencia y Latinoamérica, destacando la reducción de costos asociada con la multi-modalidad. A través de cifras y ejemplos de importación y exportación, ilustró cómo la multi-modalidad puede ser más rentable a pesar de ciertas limitaciones temporales.

La conclusión clave fue que la multi-modalidad es rentable y competitiva, pero depende de las necesidades del cliente y del puerto. Garín instó a la audiencia a ver la multi-modalidad como una inversión, no un gasto, y a centrarse en la eficiencia y la productividad para alcanzar la competitividad deseada.

Garín cerró su ponencia destacando tres pilares fundamentales para el futuro competitivo: la digitalización, la innovación y la capacitación. En un mundo donde la digitalización ya no es una opción, sino una necesidad, Garín enfatizó la importancia de adoptar tecnologías que impulsen la eficiencia y la colaboración en la comunidad portuaria.

La innovación también ocupó un lugar destacado, con Garín alentando la creación de ecosistemas de innovación abierta y la colaboración con startups para mantenerse a la vanguardia. La capacitación, según él, es esencial para desarrollar y gestionar el talento necesario en el sector.

Fundación Valencia Port, a través de su experiencia en Uruguay y otros lugares, ha demostrado cómo la colaboración entre diferentes actores y la mejora de infraestructuras pueden marcar la diferencia. La multi-modalidad, cuando se aborda correctamente, no solo es rentable, sino que también contribuye al desarrollo sostenible y a la competitividad global.

La audiencia del U-HUB País Logístico no solo fue testigo de la experiencia de Fundación Valencia Port, sino que también recibió un recordatorio claro de que el camino hacia la competitividad implica inversiones estratégicas, colaboración y un enfoque constante en la eficiencia operativa. Con la multi-modalidad como guía, el comercio exterior puede alcanzar nuevas alturas y contribuir al crecimiento sostenible de Uruguay en el escenario global.

SUSCRÍBETE

SIN COSTO

SUBSCRÍBETE

al NEWSLETTER semanal

LA OFERTA TERMINA PRONTO, APROVECHALA !

SUSCRÍBETE

SIN COSTO

SUBSCRÍBETE

al NEWSLETTER semanal

LA OFERTA TERMINA PRONTO, APROVECHALA !

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    es_ESEspañol